El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. advirtió hoy que una depresión tropical formada en el Caribe cerca de Honduras avanza hacia el oeste, lo que ha llevado a activar un aviso de posible tormenta tropical para la costa de ese país, incluidas las islas de la bahía, y la de Guatemala.

"Aunque no se espera que este sistema se intensifique notablemente, un ligero fortalecimiento lo podría convertir en tormenta tropical", al superar los 63 kilómetros por hora entre otros factores, algo que puede ocurrir "en los próximos uno o dos días", explicó hoy el CNH.

En su boletín de las 12.00 GMT, ese organismo con sede en Miami detalló que un avión especializado ha sido enviado a la zona para estudiar este sistema de baja presión.

A esa hora la depresión tropical (vientos inferiores a los 62 kilómetros por hora) se encontraba en la latitud 15,6 norte y la longitud 83,7 oeste.

Ello quiere decir que estaba a unos 90 kilómetros al noroeste del cabo Gracias a Dios, en la frontera entre Honduras y Nicaragua, así como a unos 530 kilómetros al este-sureste de Belice.

Con unos vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora y rachas más fuertes, el sistema avanza hacia el oeste (con una dirección de 270 grados) a 19 kilómetros por hora y se espera que mantenga esa ruta hasta el domingo.

Por ello, el organismo detalló que se activó un aviso en previsión de que el sistema se convierta en tormenta tropical y que afecte a la costa de Honduras, incluyendo las islas de la bahía, y la de Guatemala en las próximas 48 horas.

"Se espera que entre hoy y mañana el centro de la depresión se acerque o llegue a la costa norte de Honduras y se adentre sobre el territorio de Belice y Guatemala el sábado por la noche", apuntaron los meteorólogos del CNH.

Cabe esperar fuertes vientos a lo largo de la costa norte de Honduras y sobre las islas de la bahía durante todo el día de hoy y en la noche, mientras que lo mismo podría ocurrir el sábado en la costa de Guatemala.

"Fuertes ráfagas también puede afectar a Belice el sábado", añadió el organismo estadounidense, que calcula que la depresión tropical podría dejar lluvias de entre 7 y 12 centímetros de acumulación en Honduras, "con posibilidad de cantidades aisladas máximas en Guatemala y Belice" de 20 centímetros.

Estas lluvias "pueden producir peligrosas inundaciones repentinas y deslizamientos de lodo especialmente sobre terrenos más altos", advirtió el organismo.