Emily", la quinta tormenta tropical de la temporada de ciclones en la cuenca atlántica, se formó hoy en el Caribe y varios países de la región ya están bajo alerta, incluidos Puerto Rico y República Dominicana.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos detalló hoy que la tormenta se encuentra 80 kilómetros al oeste-suroeste de Dominica y 565 kilómetros al sureste de San Juan de Puerto Rico, en la latitud 15,2 grados norte y longitud 62 grados oeste.

Los vientos máximos sostenidos de "Emily" alcanzan los 65 kilómetros por hora y el CNH pronostica un "fortalecimiento gradual" de la tormenta.

Los pronósticos de computadora a cinco días señalan que "Emily" podría convertirse en el primer huracán de la temporada en el Atlántico y amenazaría el sur de la costa este de Florida (EEUU).

"Emily" se desplaza a 28 kilómetros por hora hacia el oeste, se vaticina un giro hacia el oeste-noroeste con un ligero descenso de la velocidad de traslación en los próximos dos días.

En esa trayectoria, el centro del sistema tropical se moverá hoy a través del noreste del mar Caribe para acercarse a la isla La Española, territorio que comparten República Dominicana y Haití, entre el martes en la noche y el miércoles.

El Gobierno de Francia ha emitido un aviso de tormenta tropical (paso del sistema en un plazo de 36 horas) para las islas de Guadalupe, Desirade, Les Saintes y Marie Galante, al tiempo que una alerta similar está también vigente para Puerto Rico y las islas de Vieques y Culebra.

Además, está en vigor una vigilancia de tormenta tropical (paso en 48 horas) para Dominica, San Cristóbal y Nieves, Montserrat, Antigua, las islas Vírgenes de Estados Unidos, República Dominicana y Haití.

El CNH advirtió de que las condiciones del clima se deteriorarán en Puerto Rico en la mañana del martes y en República Dominicana en la noche de ese día.

Se pronostica que la tormenta arrojará fuertes lluvias en las zonas bajo alerta que podrían causar peligrosos deslizamientos de tierra e inundaciones, además de marejadas.

En lo que va de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, que comenzó el 1 de junio y finaliza el próximo 30 de noviembre, se han formado cinco tormentas tropicales: "Arlene", "Bret", "Cindy", "Don" y "Emily".

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por su sigla en inglés) pronosticó en mayo pasado la formación de entre 12 y 18 tormentas tropicales, de las cuales entre 6 y 10 podrían convertirse en ciclones, y de esos huracanes de 3 a 6 serán de gran intensidad, con vientos superiores a los 178 kilómetros por hora.