El sobador es muchas veces la opción salvadora de los latinos sin seguro médico. Actualmente, más de 50 millones de personas en los Estados Unidos no cuentan con ningún tipo de cobertura. Algunos porque han perdido sus empleos, otros, porque las compañías donde trabajan no les ofrecen ese beneficio y muchos más porque no pueden pagarlo.

Con el enigmático esplendor y sabiduría heredada a través de generaciones, el sobador o curandero, es el médico de los pobres, es parte esencial de nuestra cultura latinoamericana. Es inseparable como la tierra del árbol; es agua que renueva y sombra que cobija al desamparado. Y como un pueblo viejo se brinda a los pasajeros de la vida.

Para los latinos, la mayoría de ocasiones, el único remedio es visitar a un sobador. Y aunque la necesidad tiene cara de hereje, a veces puede ser mejor hacerse de la vista gorda y ponerse en manos de alguien cuya reputación ha crecido de boca en boca y no con anuncios que prometen milagros.

Roberto Vázquez, 56, residente de Chicago, tiene 35 años como sobador. Heredó el oficio de su abuela, quien era partera en México. Trabaja toda la semana, después de su empleo de tiempo completo en una fábrica. Por "curar" a la gente cobra "lo que le quieran dar".

Mire aquí el video sobre el sobador Roberto Vázquez

A "empachos", "aire", tobillos descompuestos, torceduras, luxaciones, y todos los sufrimientos que aquejan al trabajador inmigrante y a su familia, Vázquez le da alivio inmediato con masajes y remedios caseros que han viajado de a través del tiempo, para que las personas puedan regresar a trabajar.

Eso no lo hacen los médicos, asegura el hombre, pues "es un negocio muy lucrativo para ellos, pues estos cobran a la aseguranza y la aseguranza le cobra al paciente... Y en estos tiempos, ¿quién tiene seguro médico? ¡Nadie!

Las mejores recomendaciones corren de boca en boca, y así es como a Vázquez lo conocen y visitan desde Kentucky, Indiana, Michigan y áreas suburbanas de Illinois. Los fines de semana es cuando tiene más clientes, y aunque reconoce que sus métodos son un poquito bruscos, dan alivio inmediato a la gente para que regresen a trabajar pronto.

Y usted, ¿alguna vez a visitado a algún sobador?

AOL NOTICIAS

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agreganos en facebook.com/foxnewslatino