El abogado del excandidato presidencial egipcio, Ahmed Shafiq, presentó hoy una denuncia ante la Fiscalía General por supuestas irregularidades durante la segunda vuelta de los comicios, en los que su cliente perdió ante el islamista, Mohamed Mursi.

Según la agencia Mena, el letrado Shauqi al Sayed pidió al Ministerio Público que investigue "los crímenes e irregularidades" cometidos en esa ronda, de acuerdo a la denuncia.

Al Sayed mantiene que algunas papeletas electorales fueron falsificadas a favor de Mursi y que se registraron algunos actos de violencia en los colegios electorales.

Asimismo, denunció que se impidió votar a grupos de coptos (cristianos egipcios), un electorado favorable a Shafiq, último primer ministro del régimen de Hosni Mubarak.

El abogado también solicitó investigar las informaciones de que Mursi recibió fondos del extranjero para su campaña, al tiempo que instó a los servicios de seguridad que agilicen sus pesquisas.

Las fuerzas de seguridad iniciaron investigaciones al fin de las elecciones, pero hasta ahora los resultados de las mismas se han hecho públicos ni han sido remitidos a la Fiscalía.

Tras los comicios, y antes de que se anunciaran los resultados oficiales, tanto Mursi como Shafiq aseguraron en reiteradas ocasiones que, según sus cálculos, eran los ganadores de las presidenciales.

Al declararse su derrota, Shafiq viajó a Emiratos Árabes Unidos (UE), donde permanece ya que en Egipto hay algunos casos judiciales abiertos contra él por corrupción.

El Departamento de Ganancias Ilegales del Ministerio de Justicia de Egipto decidió ayer congelar los bienes y los fondos de Shafiq y sus tres hijas, Sherin, Mai y Amina.

El pasado septiembre, la Justicia egipcia ordenó primero la detención preventiva del ex primer ministro y, después, que fuera procesado en un tribunal penal.