El célebre fotógrafo peruano, Mario Testino, dijo hoy en entrevista con Efe que su "estilo limeño" está muy presente en su obra, a pocos días de inaugurar su muestra "Todo o nada", en una casona que alberga a la asociación que lleva su nombre (MATE) en Lima.

"El color es una cosa que me sale mucho, igual que el humor. Al limeño le encanta reirse, todo es una broma, todo es un chiste. Yo veo eso en mis trabajos", afirmó Testino.

El fotógrafo definió su estilo como cargado de "color, humor y elegancia", elementos que ha tomado de su natal Lima, donde existe "una mezcla especial y de varias culturas del Perú".

El afamado retratista dijo que la inauguración, este jueves, de esta segunda muestra en su país tiene un gran valor sentimental porque se siente muy identificado con el Perú.

"Cuando tú caminas por Lima ves que hay colores increíbles en medio de este gris que somos nosotros. Por ejemplo, cuando vas a ver este espacio que es gris por fuera (la casa MATE), entras pero hay muchos colores dentro de la sala de exhibiciones", afirmó a Efe Testino.

Con anterioridad, en una rueda de prensa donde estuvo acompañado por la esposa del presidente Ollanta Humala, Nadine Heredia, el ministro de Cultura, Luis Peirano, y la directora de su fundación, Martha Zegarra, Testino presentó su ambiciosa propuesta cultural con la que busca promover el turismo hacia su país, la protección del patrimonio e incentivar la cultura.

"Soy de acá y quiero que mi trabajo sea peruano, que la gente tenga que venir hasta Lima a verlo. He invitado a un montón de gente y estoy feliz de que tantos amigos se hayan dado el tiempo y el trabajo para venir hasta acá, a una ciudad que no conocen", expresó.

Para el peruano, es fundamental promocionar el arte peruano en el extranjero y traer nuevas propuestas culturales a los limeños, por lo que no tiene un plan definitivo con MATE, "ni tampoco lo quiere tener porque cree que tiene que ser abierto a lo que la vida le traiga".

Una inmensa casona republicana del siglo XIX ubicada en una de las zonas más tradicionales del distrito de Barranco, restaurada por Testino, recoge en siete salas de exhibición 54 retratos de modelos y actrices que se funden con la belleza arquitectónica del lugar.

La exposición fotográfica hace una transición entre la alta costura mundial, donde las mujeres están ataviadas con trajes extravagantes de diseñadores renombrados, y la vulnerabilidad, por la desnudez de modelos como Kate Moss o Gisele Bündchen o de actrices como Kate Winslet, Gwyneth Paltrow o Jennifer Aniston.

"A mí no me gusta hacer nada a medias y lo vas a ver en este espacio. A mí me gusta hacer las cosas bien hechas. Creo que también es una calidad peruana. En Europa me decían que nosotros somos maniáticos de la perfección. Me pongo muy exigente en la calidad de lo que uno hace y nunca dejo que nada pase por aceptado si no es de nivel", manifestó.

El retratista también señaló que la recesión económica ha tocado al mundo de la moda en la que está inmerso, pero que no ha afectado su trabajo.

"Creo que ha afectado más a los clientes que tengo que necesitan vender más, entonces tienen que invertir más en cómo hacer para vender su ropa. Trabajamos mucho más para que haga su efecto el trabajo", opinó.

Para el próximo año, Testino espera exponer en MATE un proyecto sobre los coloridos vestuarios de las cantantes folclóricas de su país.

"Estoy yendo más a las raíces del vestuario. Estoy creando un documento de qué es la vestimenta de nuestro país que es muy variada", afirmó.

Señaló que ha seguido un camino duro en el mundo de la moda que lo ha llevado a apreciar sus oportunidades, por lo que hasta ahora sigue luchando.

"He tenido la posibilidad de tener acceso. Creo que es la cosa más lograda de mi vida, poder acceder al mundo del arte, la realeza, al mundo de Hollywood, a los países latinoamericanos. Creo que lo que más me ha influido de todo es la educación que he tenido gracias a mis padres, y a mi país", puntualizó.