El presidente Juan Manuel Santos afirmó el lunes que en lo que va corrido del año el gobierno ha recibido cerca de 441.000 solicitudes para reparar a personas víctimas de la violencia que por más de cuatro décadas ha golpeado a Colombia.

Hizo la afirmación en un acto público en el "Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas", realizado en Villavicencio, capital del departamento de Meta y a 75 kilómetros al sur de Bogotá.

En el acto se encontraban los ex rehenes Alan Jara y el policía Carlos Duarte, quienes durante años permanecieron secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El mandatario precisó que de esas 441.000 solicitudes de reparación, 265.000 ya fueron presentadas ante el Comité de Reparaciones Administrativas y las restantes 176.000 están en estudio para la correspondiente reparación económica.

Dijo que el objetivo es reparar a 411.000 víctimas durante los cuatro años de su gobierno (2010-2014). Informó que en los primeros 100 días del año, 75.006 personas fueron indemnizadas por el estado.

"Hoy es un día que va a ser recordado en nuestra historia, 9 de abril del 2012, porque damos un paso muy importante hacia la reconciliación de este país", sostuvo el gobernante.

"Si nosotros logramos como sociedad reparar a nuestras víctimas..., a este país no lo para nadie", enfatizó. "La paz comienza por el reconocimiento de las víctimas".

Santos también dijo que en lo que va de su gobierno han sido devueltas a sus verdaderos dueños 873.000 hectáreas de tierras arrebatadas por grupos armados ilegales, y observó que el objetivo en los cuatro años de su gestión es llegar a los 2,5 millones de hectáreas.

Según el Ministerio de Agricultura, desde que entró en vigencia la Ley de Víctimas, en junio de 2011, se han radicado 10.446 reclamaciones para que se les restituya 796.146 hectáreas de tierras a sus propietarios originales.

Se espera que los primeros fallos de restitución de tierras, por parte de los jueces agrarios o especializados, se comiencen a dar en el segundo semestre de 2012.

La propiedad de la tierra ha sido descrita comúnmente como una de las raíces del conflicto armado interno en este país de 114 millones de hectáreas, de las cuales grupos no gubernamentales y funcionarios afirman que al menos seis millones fueron robadas a sus legítimos dueños --que van desde campesinos hasta el Estado-- por paramilitares, narcotraficantes y guerrillas desde los años 80.

Durante el evento de la jornada, el presidente escuchó los testimonios de varias víctimas de la violencia.

Nidia Mancera contó que su hijo fue desaparecido en marzo de 2003 y recordó todas las vicisitudes que le ha tocado vivir desde entonces. Sin embargo, dijo no tener rencor y le solicitó a Santos trabajo y oportunidades. "Nosotros no tenemos estudio pero podemos trabajar", dijo.

También relató su historia María Senovia Quintero, quien aseguró que a su hija de 11 años se la llevaron las FARC hace siete años en el sur del país. Le pidió vivienda a Santos y, a renglón seguido, aseguró haber sido violentada sexualmente por cuatro hombres. "Yo no siento normalidad en mi cabeza por lo que me pasó con esos cuatro tipos".

Tras escuchar esos testimonios, Santos dijo que las indemnizaciones a las víctimas de los violentos "nunca serán suficientes para pagar el dolor de una madre que perdió a su hijo..., de una familia que quedó totalmente desplazada. Esta es una reparación simbólica, es una muestra a las víctimas para decirles que estamos acompañándolos en su dolor".