El juez que lleva el caso sobre los abusos sexuales a menores, que se imputan al ex asistente del entrenador de fútbol americano de Penn State, emitió el lunes una orden que limita severamente lo que pueden decir a la prensa los abogados de ambas partes.

La orden del juez John Cleland se aplica también a cualquier investigador de las autoridades que haya trabajado alguna vez en el caso y a toda persona que colabore con los abogados.

Entre los temas que no pueden abordarse están las evidencias, las opiniones sobre la culpabilidad o inocencia del ex asistente Jerry Sandusky, así como los asuntos legales y de hechos que se discuten en el caso.

Asimismo, se prohibe hacer referencia a "la reputación, el carácter, la credibilidad o el expediente penal del acusado o de cualquier testigo actual o potencial, o bien, de cualquier organización que testifique o podría testificar en el juicio o ser sujeta de testimonios o evidencias", señaló la orden judicial.

Cleland añadió que había dado este paso para ayudar a que se garantice un "proceso justo, imparcial y ordenado" para Sandusky, desde la fecha de inicio, el 5 de junio, en la ciudad de Bellefonte, Pensilvania.

Sandusky, de 68 años, está acusado de cometer abusos sexuales contra 10 niños durante un periodo que abarcó 15 años. Las autoridades dicen que algunos de los ilícitos ocurrieron dentro del campus de Penn State.

El acusado sostiene que es inocente de los 52 cargos que se le imputan.

Las acusaciones provocaron un escándalo que llevó al despido del legendario entrenador Joe Paterno y del rector de la universidad.

El abogado de Sandusky, Karl Rominger, dijo que apenas está analizando la orden del juez.

___

En internet:

Orden judicial: http://bit.ly/I9ToVl