El líder Juventus pondrá en juego el miércoles su primer lugar ante la Lazio, un difícil adversario que está luchando por mantener el tercer puesto que le permitiría sacar el último boleto para la Liga de Campeones.

La Vecchia Signora destronó al Milan el fin de semana pasado tras haber sido su escolta por más de dos meses, cuando faltan sólo siete fechas para que termine el campeonato.

La Juve llegó a 65 puntos al vencer 2-0 al Palermo en la fecha anterior, uno más que el Milan, que perdió 2-1 con Fiorentina con un gol del brasileño Amauri.

Amauri le hizo un gran regalo a su ex equipo pese a que el técnico juventino Antonio Conte lo había dejado sin jugar durante seis meses sin permitirle siquiera entrenar con sus compañeros. En enero, el brasileño fue vendido a la Fiore.

Conte no le dio mayor importancia a este regalo.

"Son cosas del fútbol", comentó.

Confesó por otra parte que había hecho una manda si logra el scudetto: nada de dulces, vino y café, y que no teme pasar de perseguidor a perseguido.

El Milan al parecer sintió este efecto, pues hasta hace sólo dos semanas tenía cuatro puntos más que su adversario.

"Yo prefiero siempre estar adelante porque todo depende de ti. Le dije a mis jugadores, hemos querido la bicicleta, ahora debemos pedalear hasta el final", agregó.

Juventus se presentará con un ataque formado por el serbio Mirko Vucinic y Fabio Quagliarella y a sus espaldas estarán Andrea Pirlo y el chileno Arturo Vidal.

Aunque el equipo de Conte es el único invicto del campeonato, el técnico del Milan, Massimiliano Allegri, aseguró que "es excesivo decir que es imbatible", aunque reconoció que el destino está en sus manos".

El Milan, que hasta hace poco pensaba en el triplete, quedó fuera de la Liga de Campeones y de la Copa Italia y ahora ha sido superado por el Juventus en la liga nacional.

El técnico Massimiliano Allegri insistió ante sus jugadores de la necesidad de reanudar de inmediato la carrera hacia el título sin tropezar en el próximo obstáculo.

"Después de la derrota del sábado, el partido con el Chievo en Verona es importante, debemos ser conscientes de su importancia. En el fútbol no se puede perder o vencer siempre", sentenció.

"No se ha perdido nada porque el campeonato se decidirá al final", expresó el lunes durante una conferencia de prensa.

En teoría, el adversario del Milan es más débil que la Lazio, pero el Chievo ha realizado una buena campaña, juega en su casa y con 42 puntos está lejos de la zona de descenso. Puede jugar sin presión dado que tampoco puede aspirar a objetivos más importantes.

En el ataque estará, como siempre, el inamovible Zlatan Ibrahimovic, aunque su rendimiento ha bajado. El sueco podría ser acompañado por el delantero argentino Maxi López, que jugó bien contra la Fiore.

La 32da fecha del calcio se iniciará el martes con el partido Chievo-Milan. Proseguirá el miércoles con Catania-Lecce, Fiorentina-Palermo, Genoa-Cesena, Inter-Siena, Juventus-Lazio, Napoli-Atalanta, Parma-Novara y Roma-Udinese. Concluirá el jueves con el duelo Bologna-Cagliari.