Málaga venció el lunes 3-0 al Racing de Santander y se apoderó del tercer lugar de la liga española tras completarse la 32da fecha.

Isco Alarcón, Santi Cazorla y Ruud Van Nistelrooy metieron los goles de una victoria que permite a Málaga reubicarse en los puestos que dan boleto a la Liga de Campeones.

El equipo que entrena el técnico chileno Manuel Pellegrini fue muy superior ante un Racing que se hunde los puestos de descenso y ue jugó con un hombre menos desde el tercer minuto por la expulsión de Francis Pérez.

Con 50 unidades, Málaga superó en la clasificación a Valencia, ahora cuarto con un punto menos. Levante marcha quinto con 48.

Cuando restan siete fechas para la conclusión del campeonato, Racing suma 13 cotejos sin victoria y continua penúltimo con 25 puntos, a siete del Villarreal, que marca el límite con el descenso.

La clasificación sigue liderada por el Real Madrid con 79 puntos, aunque la diferencia respecto al escolta Barcelona se ha visto reducida en seis unidades las últimas cinco fechas y los azulgranas se encuentran cuatro atrás.

"El equipo hizo un muy buen partido, aunque el Racing se quedó temprano con uno menos", dijo Pellegrini. "Dominamos con paciencia y no les dimos alternativa. Quedan siete partidos y es muy importante estar en tercer lugar ante instituciones tan poderosas como Atlético de Madrid, Valencia o Sevilla".

Al Málaga se le puso el partido de cara a los tres minutos cuando el venezolano Salomón Rondón forzó un penal tras combinar con el uruguayo Seba Fernández y ser derribado por Pérez, que resultó expulsado por roja directa.

El tiro desde los 11 metros lo ejecutó Cazorla, pero el arquero Mario Fernández le adivinó la intención y atajó con la mano derecha. Con un hombre menos, Racing sufrió el asedio local.

Mario salvó nuevamente al cuadro cántabro con otra atajada ante Fernández, pero nada pudo hacer en el gol de Isco, que controló un centro en la parcela derecha del área y colocó el balón de comba en el rincón opuesto del arco a los 22.

Al Racing se le acumularon los problemas tras el descanso con la lesión de Mario que provocó el estreno del arquero del filial, Dani Sotres, que se lució al despejar un cabezazo de Rondón.

Con el Racing incapaz de comprometer el arco malagueño, Cazorla anotó el 2-0 a los 64 tras controlar un pase interior de Maresca y Van Nistelrooy dio el tiro de gracia con un cabezazo a seis del final.