Casi una década después de haber debutado en el mundo del rap G. Dep se preparaba para retomar su carrera. Pero en vez fue a una estación de policía para revelar un secreto condenatorio: le disparó a un extraño al tratar de robarle hacía 17 años.

Ahora irá a juicio acusado de homicidio y otros cargos, pese a una confesión que no niega haber hecho y que incluso considera un alivio. Sus abogados han dicho que el rapero rechazó un acuerdo según el cual sería condenado a entre 15 años de cárcel y cadena perpetua.

G. Dep, de 37 años, casado y con tres hijos pequeños, podría pasar el resto de su vida tras las rejas de ser hallado culpable en un caso que había sido olvidado hasta que confesó en diciembre del 2010. La propia familia de la víctima, John Henkel, ha criticado la decisión del rapero de hablar, argumentando que les ha reactivado el dolor innecesariamente.

A pesar de todo, el rapero no se arrepiente, dijo su abogado.

"Su conciencia lo llevó a hacer algo... El cree que hizo lo correcto", dijo el abogado defensor Anthony L. Ricco tras una audiencia realizada hace unos meses.

"Mucha gente cree que es un idiota por hacer esto. El no cree que sea un tonto", dijo Ricco. "Cree que esto ha sido una bendición, que le salvó la vida".

La selección del jurado comenzó el lunes. Ricco y su colega G. Dep Neville Mitchell no devolvieron llamadas en busca de declaraciones. La oficina del fiscal de Manhattan rechazó hacer comentarios. G. Dep, quien permanece detenido sin derecho a fianza, se declaró culpable.

Henkel, de 32 años, quien estaba casado y era padre de tres niños, recibió tres disparos en el pecho frente a su edificio en Harlem alrededor de la 1 a.m. del 19 de octubre de 1993.

Entonces Trevell Coleman tenía 18 años y, como un joven en Harlem a años de convertirse en el rapero G. Dep, diminutivo de "Ghetto Dependent" (Dependiente del Gueto).

Coleman logró entrar a Bad Boy Records, el semillero de talentos del empresario del hip hop Sean "Diddy" Combs, a finales de los 90. Su álbum debut "Child of the Ghetto" salió en 2001.

G. Dep se apuntó un éxito con el tema "Special Delivery", mientras que el video de "Let's Get It" hizo que el baile conocido como "Harlem shake" se trasladara de los clubes nocturnos a la cultura pop.

Pero la carrera de G. Dep pronto se estancó. Su vida cayó en el caos y las drogas, especialmente PCP, un alucinógeno poderoso conocido como polvo de ángel. Para finales de 2010, sus antecedentes penales incluían al menos una docena de arrestos por drogas, por entrar sin permiso a propiedad privada y otros cargos. Su esposa dijo a la revista Vibe que el rapero insistió una vez que era Jesús y otra vez que ella era una policía.

Aun así esperaba cambiar. Se sometió a un programa de rehabilitación a mediados de 2010, de acuerdo con una entrevista para la revista de hip hop XXL, y lanzó el álbum "Ghetto Legend" en Internet a finales de año con Famous Records, un sello de Coral Springs, Florida. El sencillo "On My Way", con el rapero Chi King, se lanzó a través de Protekted Records de Detroit en enero de 2011 y las ganancias irán a la familia de Henkel, dijo el director general de Protekted Jon Gornbein.

Pero a pesar de que G. Dep intentaba volver a la normalidad "tenía algunos ... que estaba combatiendo", dijo el director de Famous Records, Jeffrey Collins, en una entrevista telefónica esta semana. "Quizá esta era su respuesta".

El rapero se entregó a la policía el 15 de diciembre de 2010, poco después del primer concierto que Famous Records le había organizado, dijo Collins. G. Dep explicó con calma que le había disparado a alguien tras exigirle dinero en una esquina hace unos 20 años, dijeron dos detectives en la audiencia de enero.

Al revisar los archivos los investigadores notaron la concordancia entre la muerte de Henkel y la versión del rapero, que incluía la ubicación y el calibre del arma con el que disparó. También le dijo a las autoridades que disparó después de que la víctima tomó el arma.

"La jalé hacia mí y después disparé. Disparé... unas tres veces" antes de escapar en una bicicleta, dijo el rapero en una declaración grabada en video que se mostró parcialmente durante la audiencia.

El rapero dijo que no sabía si la víctima resultó herida.

___

Jennifer Peltz está en Twitter como http://twitter.com/jennpeltz