Juan Martín del Potro venció el domingo a Marin Cilic con lo que Argentina le ganó la serie a Croacia para avanzar a las semifinales de la Copa Davis donde se las verá ante República Checa, que eliminó a Serbia.

Del Potro doblegó a Cilic 6-1, 6-2, 6-1 para edificar una faena perfecta y dejar a Argentina con una ventaja insuperable que consolidó luego Juan Mónaco al batir 6-1, 6-1 a Antonio Veic, en partido de mero trámite, para sellar la serie 4-1.

Argentina, que llega a semifinales por tercera vez consecutiva, había arrancado mal el duelo cuando David Nalbandian perdió ante Cilic pero luego se recuperó con un triunfo de Del Potro sobre Ivo Karlovic en los sencillos del viernes. Un día después, Nalbandian-Eduardo Schwanck vencieron en dobles a Cilic-Karlovic.

Ambos llegaron con sus energías menguadas: Del Potro tuvo el viernes alergia, vómitos y un malestar estomacal, mientras Cilic llegó con el peso de haber jugado poco más de 10 horas en dos días.

"Me costó mucho salir a la cancha pero el equipo me ayudó", dijo el argentino, número 10 en el mundo. "Es algo hermoso este momento".

Del Potro también tuvo un reconocimiento para Cilic, al que dijo conocer desde los 12 años cuando jugaban en infantiles. Ambos tienen ahora 23 años.

"Tiene un juego parecido al mío y es un rival muy peligroso", destacó el argentino. "Y más allá del cansancio salió a jugar y se merece un gran reconocimiento".

Sin perder el tiempo, Del Potro empezó a edificar su victoria cuando quebró el primer saque de Cilic y después hizo valer el suyo para ganar el set con absoluta comodidad, haciendo valer su derecha explosiva ante unas 14.000 personas en el Parque Roca de la capital argentina.

Al promediar ese set, una mariposa se posó sobre la raqueta del Del Potro cuando iba a sacar. El argentino hizo una pausa y besó a la mariposa, que rápidamente alzó vuelo.

Durante el segundo set Del Potro mantuvo el control del partido y tras quebrar el saque de Cilic se lució con tres aces, además de un error de su rival, para ponerse 4-1. Y en la última acción de ese set, una derecha larga del balcánico le dio una nueva victoria parcial a Del Potro.

"Vamos vamos Argentina; vamos vamos a ganar", cantó el público cuando Del Potro consolidó la victoria, en la que su derecha le reportó un total de seis aces contra dos de Cilic, en dos 2 horas y 22 minutos.

La última jugada del partido fue un ace del argentino.

Argentina volverá a ser local, esta vez ante República Checa, en las semifinales del 14 al 16 de setiembre.

Los Albicelestes llegaron cuatro veces a la final y sufrieron otras tantas decepciones: en 1981 ante Estados Unidos, en 2006 con Rusia y en 2008 y 2011 ante España.

Croacia fue campeón en 2005, cuando le ganó 3-2 como visitante a Eslovaquia.