La automotriz Ford retiró del mercado más de 140.000 vehículos compactos modelo Focus por un posible defecto en el limpiaparabrisas del lado del pasajero.

Reguladores de la agencia federal de prevención de accidentes vehiculares indicaron que algunas unidades podrían no contar con el sello en el cableado del motor del limpiaparabrisas. El agua puede filtrarse y causar que el limpiaparabrisas se detenga, lo que incrementaría el riesgo de sufrir un accidente automovilístico. Ford Motor Co. informó que el problema no ha causado hasta ahora ningún choque ni lesión.

Los autos fueron fabricados del 1 de agosto de 2010 al 18 de octubre del año pasado. Los concesionarios Ford se harán cargo de la limpieza y del sellado de los cables sin cargo al propietario del vehículo y repararán los limpiaparabrisas que no funcionen. Ford espera que las reparaciones inicien a finales de mayo.