Con el triunfo de David Ferrer sobre Jurgen Melzer el domingo, España venció a Austria y avanzó a semifinales de la Copa Davis donde enfrentará a Estados Unidos, que eliminó a Francia.

Ferrer le ganó al austríaco 7-5, 6-3, 6-3 con lo que dio a España una ventaja de 3-1 en la serie a cinco encuentros.

Pese a su saque irregular y a las intensas ráfagas de viento, Ferrer tuvo pocas dificultades para imponerse en cada set y sigue invicto en 14 partidos en canchas de arcilla españolas. Fue el primer triunfo de España sobre Austria en 33 años. Asimismo es la victoria consecutiva número 23 como local para España, que queda en el segundo lugar en la lista de todos los tiempos en victorias consecutivas en casa detrás del récord de 28 que tiene Italia.

España ha ganado cinco veces la Copa Davis.

El capitán español Alex Corretja se manifestó satisfecho de enfrentar a Estados Unidos. "Es una gran noticia puesto que jugaremos en casa frente a nuestros partidarios", comentó. "Ahora tenemos cuatro o cinco meses para que nuestros muchachos se preparen".

Ferrer, que estuvo en los tres equipos españoles que ganaron la copa en los últimos cuatro años, había dicho originalmente que se quedaría afuera de la Davis este año junto con la primera raqueta nacional Rafael Nadal. Pero el tenista de 30 años regresó al equipo español para cuartos de final y hasta ahora no ha perdido un solo set en dos victorias categóricas.

En el encuentro restante de práctica, jugaban más tarde el domingo el español Nicolás Almagro con Andreas Haider-Maurer.